jueves, 8 de diciembre de 2016

El samurái de Sevilla - John J. Healey (2016)

El samurái de Sevilla - John J. Healey (2016)


Título: El samurái de Sevilla
Título Original: (The Samurai of Seville, 2016)
Autor: John J. Healey
Editorial: La Esfera De Los Libros
Colección: Novela Histórica

Copyright:
© John J. Healey, 2016
© La Esfera de los Libros, S.L., 2016
Traducción: Paz Pruneda
Edición: 1ª Edición: Abril 2016
ISBN: 9788490606339
Tapa: Dura
Etiquetas: España, japoneses, conflicto cultural, expediciones, historia de España, política, ficción histórica, Japón, histórica, literatura inglesa, samurais, novela, siglo XVII, Sevilla, aristocracia, conflicto religioso, decadencia, cultura japonesa, Felipe III, Conde de Medinaceli, Duque de Medina Sidonia
Nº de páginas: 322


Argumento:

Shiro, descendiente de la familia de Date Masamune, nació samurái, aprendió con un navegante inglés y se instruyó en culturas y lenguas; su vida como guerrero ya había comenzado cuando portugueses y españoles intentaban introducir su religión en aquel lugar del mundo.

El intercambio cultural, las expectativas por las rutas comerciales y las riquezas de España e Italia atrajeron a Date Masamune para emprender un largo viaje donde Shiro se convertiría en sus ojos.

La aristocracia española da testimonio a este acontecimiento, en el que también participó el rey Felipe III.



Opinión:

Leer crónicas japonesas siempre es un reto por la tranquilidad con que se acomete cualquiera de sus episodios. En éste, choca con la cultura española, más bulliciosa e impetuosa. El contraste nos revela la oportunidad perdida de haber aprendido cuestiones tan sencillas como el honor o la paciencia, dos armas que parece que muchos han dejado a un lado en nuestros días.

El personaje de Shiro le quita el protagonismo histórico a Hasekura Tsunenaga, quien realmente encabezó la misión diplomática y transmitió al rey Felipe III los deseos del imperio japonés por abrir nuevas vías comerciales. A poco que conocemos a Shiro es fácil sentirse atraído por la paz que transmite y verse envuelto en las aventuras que el autor recrea en su viaje.

A través del Pacífico llegaron a España dejando atrás su paso por La Habana, Acapulco o California; un camino que les fue preparando para su conversión al cristianismo, como primera medida de acercamiento a nuestra cultura y a sus propios intereses.

El relato español nos sitúa entre las familias del conde de Medinaceli y del duque de Medina Sidonia, con sus enredos políticos y los típicos enlaces económicos que involucran a varios personajes, amantes y pasiones que imprimen algo de ritmo a la novela.

Sevilla será el destino español y el lugar donde la paz del samurái Shiro se irá transformando en dudas al conocer a la joven Guada, aunque su lealtad hacia ella le hará ser el centro de las miradas y el destino de la venganza de un aristócrata enfurecido.

Entre documentación histórica y ficción, el autor recrea la expedición japonesa que atracó en Sanlúcar de Barrameda y dejó su huella a principios del siglo XVII en España, dibujando el contraste entre las dos culturas y religiones, y ambientando la época de la decadencia española que se inició con el rey Felipe III.
-----

domingo, 4 de diciembre de 2016

Patricia Brent, solterona - Herbert George Jenkins (1918)

Patricia Brent, solterona - Herbert George Jenkins (1918)
La vie Parisienne (1920)
Armand Vallee
Sinopsis

Nos encontramos en Londres durante la Primera Guerra Mundial. La joven Patricia Brent trabaja como secretaria de un político y se aloja en Galvin House, una casa de huéspedes en la que reside junto a una diversidad de singulares inquilinos con los que comparte cena cada noche. Un buen día la joven escucha una conversación entre dos chismosas de la pensión, en la que «lamentan» que no tenga pretendientes. Sintiéndose humillada, en un momento de ira la joven anuncia que ha recibido una invitación de su prometido para cenar al día siguiente en un restaurante. Nada extraño, si no fuera porque no existe tal prometido, ni espera tenerlo en un futuro cercano.

Desternillante comedia de enredo que incita a la risa desde las primeras páginas con un humor genuinamente british, escrita por el editor de P. G. Wodehouse.

Pensando en la puesta en escena de su mentira, Patricia acude sola a la falsa cita en el restaurante. Sin embargo, se da cuenta de que se ha metido en un buen lío al comprobar que varios de los huéspedes la han seguido con el claro objetivo de espiarla. Así da comienzo Patricia Brent, solterona (1918), una hilarante comedia de enredo que narra las complicaciones derivadas del irreflexivo acto de Patricia.

-----
Algo tan simple como es la decisión de vivir y disfrutar de la soltería, no se veía con los mismos ojos en el Londres de principios del siglo XX. La sociedad tan arraigada a las costumbres parecía concebir a la mujer para ser desposada cuanto antes y siempre dentro de su escala social, como así lo reflejan las novelas de siglos pasados. Ser mujer soltera era una preocupación no sólo para la familia directa sino para todos aquellos que la rodean, donde todos opinan y confabulan para que ninguna quede exenta de interpretar el papel al que ha sido destinada. En la actualidad todos sabemos como ha cambiado esta situación y tanto en novelas, como en la gran pantalla o en las series de televisión, los protagonistas, hombres o mujeres, se dedican en cuerpo y alma a sus aficiones o extravagancias con las que se alejan del compromiso. 

Pero ya sabemos que las heroínas de la editorial dÉpoca se empeñan en contradecir a la sociedad que les toca vivir, y bien con los silencios de Anne Elliot en "Persuasión", con el aprendizaje de "Evelina" o con la rebeldía soñadora de "Valancy Stirling", demuestran que ellas no quieren dejarse influir por los demás y que en cierto modo aborrecen la frivolidad, el exceso de educación y modales, o el derecho que cree tener todo el mundo para dirigir los pasos de los demás.

La introducción nos da alguna de las claves para situarnos en la escena: el voto femenino o los primeros ataques de la aviación alemana en la primera guerra mundial son una muestra de como Europa estaba cambiando en lo político y en lo social, circunstancias que influyen directamente en los personajes. Acostumbrados a las novelas donde predomina la clase alta separada de la trabajadora, aquí nos encontramos con todos los escalones sociales conviviendo en armonía, aunque siguen siendo respetadas las diferencias con muros que parecen infranqueables.

Aunque todavía quedase mucho camino por recorrer para ver reducidas las distancias, son varias las escenas en las que esa proximidad entre las distintas clases sociales se presenta. Querer aparentar lo que no se es o lucir con desacierto las mejores galas ocultas en un armario, da pie a que todo salga mal, regalándonos una serie de desafortunados momentos que, vistos desde el humor inglés, nos harán reír imaginando el cuadro a modo de un pequeño sainete en medio de una obra teatral.

Desde el momento en que la solterona Patricia Brent decide mentir a sus compañeros de la casa de huéspedes donde reside, da comienzo una comedia de enredo que nos acompañará hasta el final de la novela. Las continuas invenciones de su protagonista, así como de quienes la apoyan en el juego, se irán complicando de tal manera que el lector se hará cómplice de los engaños.

Las distintas situaciones que se van sucediendo agrandan el enredo surgido de la mentira dando paso a toda clase de chismes y preguntas impertinentes de los habitantes de la casa de huéspedes, sus variopintos perfiles parecen sacados de los mejores personajes de otras novelas para darse cita en torno a Patricia y amargarla la existencia.

Y entre buenos momentos de humor llega el amor, pues no nos olvidemos que este relato es una comedia romántica y aunque su finalidad es hacernos reír poniendo en ridículo el comportamiento anticuado de parte de la sociedad inglesa, también lo es el descubrimiento de los sentimientos de Patricia.

Ninguno de los personajes tiene desperdicio pero son los del amable señor Triggs o lady Tanagra los que más aportan a la trama con sus puntos de vista y por conseguir que la protagonista sonría y vea el mundo desde otra perspectiva. El contrapunto lo da su tía Adelaide, "única pariente viva" como así le recuerda cada vez que conversa con ella, su aparición en escena será el desencadenante de que el enredo crezca cuando parecía haberse terminado.

Pero no penséis que Patricia es una solterona por un desamor o por no ser agraciada, ella es soltera porque en su mundo de secretaria de un político encuentra las pequeñas satisfacciones que necesita y no tiene hueco para una relación porque nunca se lo ha planteado. Resulta extraño siendo joven, atractiva e independiente pero es una decisión tan personal y respetable como la de contraer matrimonio o ingresar en un convento.

Si la portada no ha conseguido atraeros, cosa que dudo, lo hará la parte posterior, y si aún así necesitáis un empujoncito fiaros de mi recomendación y añadir una joya más a vuestra biblioteca; antes, disfrutad de la narrativa y aprovechad para sonreír.
-----

miércoles, 30 de noviembre de 2016

Caza de brujas - Mercedes Santos (2016)

Caza de brujas - Mercedes Santos (2016)
Sinopsis

Una novela histórica ambientada en la caza de brujas que a principios del siglo XVII se desató en los Pirineos Navarros, en Zugarramurdi, y dio lugar a un proceso judicial legendario. Un relato también sobre los valientes individuos que se atrevieron a desafiar a la poderosa Inquisición española.

Cada uno tenía sus motivos, pero unidos, resultaron invencibles. Demostraron que lo sorprendente no era yacer con demonios sino mantener la cordura en tiempos de terror. Es en estos momentos difíciles cuando la vida nos sorprende convirtiendo en héroes a los tipos más insospechados. 

Aquelarres, niños endemoniados, conjuros y bebedizos, hogueras crepitantes, orgías sexuales, viejos ritos paganos, exorcismos, sectas, magia, superstición, potros de tortura, edictos de gracia, brillantes abogados… y una historia de amor prohibido. La eterna lucha entre el bien y el mal, la cobardía y el valor, el amor y el odio. Un magnífico retrato de lo mejor y peor del ser humano.

-----
Los argumentos que acompañan a las novelas suelen estar provistos de mensajes entre líneas que nos incitan o nos disuaden de una lectura, al igual que las portadas, que tienen en su mayoría el poder de atracción necesario para desear perdernos por su interior. Ambos elementos se dan cita en esta novela. Por un lado, una portada que evoca fantasía, en la contraportada los ingredientes con los que se ha cocinado, una trama de ficción histórica en la que los personajes muestran de forma coral como vivieron uno de los acontecimientos más oscuros del siglo XVII.

La transición de un mundo de creencias basadas en nuestro pasado a otro donde, a golpe de inquisición, se implantaba un nuevo orden religioso sin importar la legitimidad de una cultura popular que llevaba instaurada demasiadas generaciones.

Cualquiera que haya paseado por los valles del norte de España, u otros lugares llenos de encanto y de misterio, se ve pronto sumergido por la paz que describe la autora, esa vida libre que pudieron disfrutar nuestros antepasados. Pero a poco que nos introducimos en esta historia se aprecia como el detonante del miedo convierte ese apacible escenario en un sálvese quién pueda con la llegada de las reformas del cristianismo impulsadas por el Vaticano y los distintos reinados que aquí hubo.

"Magia, amor, terror, heroísmo... en el mayor juicio por brujería de la historia: Zugarramurdi 1610".

Desde el subtítulo, el lector asiste a digerir cada uno de los componentes que le harán comprender y tomar posición ante la injusticia de los hechos que se relatan. En ese orden nos adentramos en la magia, las supersticiones, las medicinas curativas aprendidas por generaciones y las drogas que llevaba a los más incultos a estados donde la realidad y la fantasía podían degenerar en orgías: un engaño del que algunos se beneficiaban mientras que otros se agarraban como única forma de creencia, como una religión aprendida desde tiempos ancestrales.

El amor es algo que fluye a lo largo de los capítulos entre amantes, familiares o vecinos; pero también un componente de desamor, de traición, de viejas rencillas o quizá de miedo. Las persecuciones a las que se ven sometidos los integrantes de este valle van descomponiendo el idílico escenario implantando una neblina de misterio en el pueblo de Zugarramurdi, en el valle de Batzán. Las descripciones nos invitan a pasear, a perdernos y a contagiarnos de la magia y de los sentimientos que transmiten.

Los personajes de fray Miguel y Tessa son el eje principal de la novela y sobre los que los demás van narrando sus desgracias y sus ambiciones. El lado más perverso del conjunto surge con el miedo y la envidia iniciándose una cadena de mentiras y acusaciones de las que nadie queda libre. El temor a la Inquisición es tan grande que el genocidio se hace imparable en una progresión geométrica que parece no tener fin. El terror que se vive en estas páginas, fruto, no de la imaginación de la autora sino de la documentación histórica realizada sobre la investigación judicial de los hechos, refleja, a través de los distintos actores, una historia con infinitos puntos de interés.

Y por último el heroísmo; aquí la narrativa gana con la trama propuesta, convirtiendo la novela en algo épico, donde el bien triunfa sobre el mal y los personajes vuelven a tomar conciencia de quienes son y de lo que han hecho, de cómo sus decisiones pueden ser erróneas, y cómo luchar unidos puede ser la solución a sus problemas.

Los interrogatorios del juicio, las torturas o los autos de fe frente al exorcismo practicado por los que ven una posesión pero no un contagio. Dos posiciones para entender la brujería pero un sinfín de historias aderezadas con el embrujo de las letras cumplen el objetivo de entretener al tiempo que instruyen de una manera amena y llena de intriga, y que además cuenta con unos personajes que no te dejarán indiferente, como tampoco lo hacen los relatos de los condenados.

"Caza de brujas" es algo más que una novela sobre la Inquisición, es un relato sobre el culto a las viejas creencias, la desmedida ambición de parte de la Iglesia y el valor del compañerismo.
-----


prekes sodui